dissabte, 3 de juliol de 2010

La reacció (a)política del diari madrileny ABC


Mitjançant el nostre facebook (perfil i plana) ens ha arribat la visió del diari ABC de les primeres activitats de Sandro Rosell. Tot i no ser un diari barcelonista, han volgut parar atenció i fan la seva anàlisi de les primeres hores de mandat del nostre president.

Us el reproduïm:


Rosell se propone despolitizar el Barça y pedirá perdón al presidente extremeño.
.
El nuevo presidente del F. C. Barcelona habló en catalán, castellano e inglés en su primer discurso

El nuevo presidente del F.C. Barcelona, Sandro Rosell, ya contaba con que el laportismo convertiría su toma de posesión en un capítulo de los Soprano, pero trató de sacar partido de ello con un discurso que más allá de lo que dice importa por lo que no dice. En medio de una movilización general en defensa del Estatut, Rosell sólo habló de deporte y economía y lo hizo en catalán, castellano e inglés, es decir en el modelo ideal de un nacionalismo práctico, curtido en el puente aéreo. O sea, también en castellano, qué menos; pero además en inglés para que se digiera mejor o el tradicional debate lingüístico catalán.

Como esto puede parecer poca cosa, la agenda de Rosell no deja lugar a dudas. El próximo lunes, tras girar visita al presidente de la Generalitat, José Montilla, y al alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, Rosell viajará a Mérida para ser recibido por el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara. Este gesto tiene especial trascendencia, puesto que Vara es (o era, como tantos miles en el resto de España) un seguidor barcelonista que fue tildado de «imbécil» hasta en diez ocasiones por Laporta por escribir en un artículo que no utilizara al Barça como trampolín político.

Sin embargo, no lo tendrá fácil Rosell en su campaña de deslaportización y despolitización de la entidad, entre otras razones porque el club está inmerso en el proceso de recalificación de los terrenos del Miniestadi y porque hasta los gestores del Espanyol son sensibles a las presiones políticas mayoritarias en Cataluña. En ese contexto, Rosell una justificación perfecta para la primera prueba de fuego. Caso de que se requiera una presencia «institucional» del Barça en la manifestación del día 10 sobre el Estatut, él estará en Sudáfrica. Y es más que probable que se requiera como se requiere que Barça y Español hagan la ofrenda de la Diada.
En cuanto a la toma de posesión a lo Soprano, dos asuntos centraron la atención. Los ochocientos mil euros (852.787 para ser exactos) de «baja negociada» que se lleva Joan Oliver, ex director general del club, que anunció que se iba, pero omitió el detalle de explicar que se largaba así de bien pagado merced a la última (o tal vez penúltima) decisión de Laporta como presidente.

Las camisetas falsas

También trascendió, gracias a una información del Mundo Deportivo, que el supuesto regalo a Laporta de la camiseta de los jugadores en el último partido de Liga no era tal. Algún pelota le prometió al presidente las camisetas del último partido, pero los futbolistas decidieron por su cuenta: unos las lanzaron a las gradas, otros las intercambiaron con rivales; algunos se les guardaron y otros, los menos, las entregaron para Laporta. Solución: manchar unas camisetas para que parecieran usadas. El fútbol es finta, burla y engaño. Que se lo digan a Cruyff.


Font: Abc.es